AGRUPACIÓN DE LUCHA LEONESA
MARROpiniones "LOS LUCHES, LOS LUCHES...!" (Narración sobre un desafío épico"

MARROpiniones
 
28-06-2019

 

 

*Un viernes más en disposición de reflexionar en torno a las vicisitudes de una L.L. contemplada desde fuera y hasta donde nos alcanza su conocimiento. De ahí que el fruto de las reflexiones resulte a veces sesgado y/ó incompleto. Pero siempre cargado de la mejor voluntad positivista.

 

*Positivismo que no excluye el análisis crítico, a lo que obliga la misma conciencia crítica. Y son abundantes los que son merecedores de la aplicación de tal sentido crítico. En gran medida concentrados en la IMAGEN  en sí de la propia L.L.

 

*Y de forma especial dentro de la imagen, ay,  la desmesurada DURACION  de los Corros en general. En principio sin solución a la vista y que se perpetúa de un verano para otro.

 

*La importancia de la DURACION de los Corros es tanta que, consciente de su relevancia, la Agrupación hacia figurar en la cartelería  de sus eventos de hace 10/11 años (Auditorio,  Plaza Mayor…) la apostilla tranquilizadora: duración estimada no superior a dos horas, ó bien duración prevista 2 horas y cuarto. 

 

*Sería ideal moverse en torno a esos valores horarios. E incluso con descanso intermedio como en cualquier evento similar. De lo contrario  con las espaldas abiertas de la incertidumbre, a la espera de lo que resulte. A ver si se tiene “la suerte” de que se inscriban pocos…y así no se prolonga tantísimo.

 

*Se impone el aligeramiento a costa de lo que sea. De medidas drásticas limitadoras. Categorías/niveles de Corros… Imaginación. Cerebros pensantes e imaginativos hay en el ente federativo que seguros estamos que lo estarán dando vueltas. 

 

*Nos consta que fue motivo de especial preocupación desde su toma de posesión. De la misma forma que también nos consta que la solución no es sencilla y ha de crear controversias. Pues ni caso. Al respecto se admiten ideas (abstenerse alucheros iluminaos, visionarios, mesiánicos salvapatrias, seudoideólogos…).

 

*Reglamento: entrar a saco ¿o no? La elementalidad de las pasividades. La amonestación siempre a los dos contendientes si ambos propician el combate pasivo. Penalidad merecida.

 

 *Si el apercibimiento lo es a uno solo -como sucede actualmente- lo será porque el otro atacó y no existe combate pasivo. No cabe penalizar a nadie. Con la particularidad que la defensa “ante los ataques” también puede convertirse en recurso -y hasta arte-  luchistico.

 

*Empates a caídas. Si lo es a cero, “fallo a los puntos” y en el difícil supuesto de que no se aprecie superioridad manifiesta clasificar al de menos peso: teóricamente el más meritorio dada su inferioridad en kilos  y por buscar una salida que evite conflictos en la decisión y ya no digamos el remate esperpentico de la moneda al aire.

 

*Empate con caídas. Nada de clasificar a quien dió la primera (lo que supone una incitación a “atrincherarse”) sino al que precisamente da la última y que propicia un combate mucho más abierto: de poco le serviría pelear y desmelenarse por empatar con la última si ya prevalece la primera para la clasificación de su contrario.

 

*Criterios concordantes, mientras se mantenga esa herencia disparatada del “doble arbitraje”. Que haya servido para algo el cursillo arbitral acelerado, tras la selección reductora a 6 de las diecitantas solicitudes.

 

*El embrión de de ese “Colegio de Árbitros en serio” que llevamos propugnando? Con Colegiados en serio y estructurado como corresponde. En un deporte donde los enfrentamientos generan  interpretaciones tan dispares, se hace fundamental la unidad de criterio… a falta de “criterio único” que facilitaría bastante las cosas.

 

*A aplicarse el cuento. O no.

 

 

 
   
InicioSaludaEditorialOrganigramaHistoriaMentideroArchivoActividadesColaboracionesMARROpinionesEnlaces