AGRUPACIÓN DE LUCHA LEONESA

 

MARROpiniones

"LOS LUCHES, LOS LUCHES...!" (Narración sobre un desafío épico"


MARROpiniones
 
12-07-2019

 

*Fundamental y prioramente urge recuperar Aficionados (vía muy inferior duración de los Corros // superior competitividad luchística) y evitar la deserción de practicantes (lesiones / falta de estímulos complementarios…).

 

*No es cuestión sólo de dinero. También de imaginación y atrevimiento; de asumir riesgos sin temor a la reacción de los de siempre. Ya saben, de los inmovilistas de siempre. 

 

*Algo estaremos haciendo mal, ó no estaremos haciendo bien, visto el desolador aspecto que presentan las fotografías del Corro de S.Pedro (apenas 200 espectadores según la Web de un determinado Club). De lo que se desprende una muy escasa capacidad de convocatoria.

 

*Abundando en nuestra referencia de la pasada semana al Corro de S. Pedro 1972, primero a celebrar por la tarde. Pues a lo largo de esa mañana y el día anterior, el Kiosko Lozano (Ordoño II, expendedor de entradas para la Cultural de entonces) despachó ya del orden de 8O entradas.

 

*Al final 1450 localidades expedidas. Por ahí anda el bueno de Jose Mª Castro (Barrillos) que ejercía de secretario-tesorero en aquella Federación y que podrá dar fe de ello.

 

*Procede autocrítica analítica a fondo. Desde la premisa de que para obtener resultados diferentes hay que hacer cosas distintas. Algo más, mucho más, que las alargaderas presentaciones conjuntas de luchadores (en algunos casos para una actuación de escasos minutos).

 

 *De lo contrario nos aguarda una L.L. crepuscular y residual. Incidir sobre Corros ágiles, dinámicos y competitivos. Y no eternizantes.

 

*Retomamos analíticamente a continuación el importante aspecto de la influencia/condicionamiento del temor a las lesiones en cuanto a competitividad -deserciones aparte- que señalábamos en el arranque.

 

*Así pues, tratar de atajar la plaga de lesiones que se intuyen, que se ven llegar hasta estadísticamente. Ante ello, y como medida de alcance, ir estudiando las alternativas al “cinto lesionador”: verdugo de la L.L. en acertado juicio del Catedrático y exluchador de Reyero Ángel Alonso Álvarez.

 

*Dedicarle más tiempo y preocupación a la problemática de las lesiones que -por ejemplo- a las luchas folklóricoceltas o las presentaciones fotográficas, aunque éstas den más titulares. 

 

*Dedicación más productiva para el presente y sobre todo el futuro de la L.L.  E incidiendo en que no se trata de la eliminación de ese símbolo que representa el cinto como componente imprescindible.

 

*Que identifica a la L.L. como tal e imprime carácter específico. Se trata de buscarle alternativas, que las hay y que las hubo (hace un siglo agarres al pantalón de estameña…).

 

*Con los múltiples beneficios añadidos que supondría la eliminación del cinto actual, aparte del señalado alejamiento del riesgo de lesiones.

 

Hasta el próximo viernes

 

 

 

   

InicioSaludaEditorialOrganigramaHistoriaMentideroArchivoActividadesColaboracionesMARROpinionesEnlaces