AGRUPACIÓN DE LUCHA LEONESA
MARROpiniones "LOS LUCHES, LOS LUCHES...!" (Narración sobre un desafío épico"

MARROpiniones
 
10-01-2020

 

 

 

 

 

 

 

 

 

*Sorprende que  sea en estos tiempos en que en los entornos de la LL. existen unas inquietudes, unas potencialidades, unos valores y unos impulsos juveniles como nunca existieron, sea ahora cuando precisamente surjan menos luchadores y acudan menos espectadores a los corros  que nunca.

 

*Y que consecuentemente ello sea una de las causas de que nuestro deporte no despegue y se proyecte apuntando al futuro. Procede análisis a fondo buscando causas y motivos. Tiene difícil explicación; o al menos atribuible a un solo efecto. Urge profundizar en la indagación. Sin esperar al relevo generacional.

 

*Tendrían que dejarse seducir por “la causa luchística” las gentes más destacadas en las actividades -digamos- del espíritu. Intelectuales con capacidad creativa etc. Personas(lidades) con visión por encima de la rutina y de la tradición mal entendida.

 

*Una mayor presencia en la sociedad leonesa; en la vida social capitalina.  Incardinados en la  sociedad civil leonesa, que  ha de tomar conciencia y poner en valor este aporte de la L.L., como otra seña más del hecho diferencial leonés.

 

*De la Identidad Leonesa en definitiva. Y que se nos niega, que no se nos quiere reconocer y sí someter al yugo castellano. Autóctona L.L. sí  y asumirlo como tal; pero no primitivo,  rústico, elemental, arcaico y rancio “aluche de la boina”

 

*Desde la L.L., toca rebelarse también contra semejantes prejuicios y encasillamientos. Cuestión que no ha de resultar sencilla y para la que se requiere afrontar y superar obstáculos múltiples. “Mi tierra es la tierra de pardos caminos/ de peñas y polvo/ de verdes zarzales y agudos espinos”.

 

*De lo empírico a lo tangible. Retornemos a lo pedestre de la ausencia de integración en la sociedad civil leonesa. Repaso a actividades extraluchísticas otrora vía Agrupación. Equipo de futbol “Agrupacion de L.L.”, integrado por luchadores y participando en competición regular futbolística.

 

*”Prisión del Parque” de aquélla (mediados años ochenta). Demostraciones para los internos con intervención de éstos en el mejor clima de entendimiento y cordialidad. Actividad social muy reconocida y valorada por Instituciones Penitenciarias en escrito dirigido a la Agrupación. Y otro tanto con Asprona y sus jóvenes discapacitados.

 

*Conferencia del periodista/radiofonista deportivo Jose Mª Garcia en el Conservatorio Provincial de Música rebosante. Bajo el título “En torno al Deporte de Base / El Deporte de Base y sus connotaciones”.

 

*En las celebraciones con expectativa con acento más o menos clamoroso, glamuroso toque. Protocolo con azafatas, ramos de flores… Un cierto toque de distinción. La L.L.agradece un glamur que marque distancias del rancio y casposo “aluche”.   

 

*En lo más o menos específicamente luchístico, de lo que se ha hecho y no se hace. Cierre general de la inscripción en los Corros para todos los Pesos  15 minutos -por ejemplo- antes de la hora fijada para su comienzo. Nada de inscripciones sobre la marcha del desarrollo del Corro.

 

*Semiligeros (existentes primeros años setenta). Aproximar el peso de los contendientes dentro de cada Categoría: emparejamientos por afinidad de peso…mientras no haya más Categorías (y aquí de nuevo¡ay Semiligeros!).

 

*Mejora de imagen de algunos luchadores de Pesados: viejumos agueletes que no lo disimulan, barriguetes… Mesa Presidencial, dignamente presentada y aislada del público. 

 

*Duración: cambio radical. Electrónico de mucho mayor tamaño: marcador de tiempos, de nombres y de caídas; no difícilmente publicitable (miradas permanentes de los espectadores hacia allá).

 

*Total, munición para que la Asamblea sirva para algo más que discusiones bizantinas y similares, que no conducen a nada y sin el menor fruto práctico. Aunque algunas  de las sugerencias expuestas no son merecedoras del asambleario debate aprobatorio: son  de sentido común (raro don de la providencia y a veces el menos común de los sentidos).

 

*Este opinador, con la más íntima satisfacción leonesa, hubiese alzado su copa con brindis navideño y hubiese pedido a los Magos -magia pura sería- autonomía política y autonomía luchística.

 

*Luchísticamente estaríamos dispuestos a cambiar el centralismo de Valladolid  por la vuelta al centralismo de Madrid de antaño a través de la Federación Española de Lucha (FEL). Allá cuando éramos felizmente Federación Leonesa de Lucha (FLL); de todas las Luchas: Leonesa, Canaria, Olímpicas, Universales… ¿No creen? Pues éso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
   
InicioSaludaEditorialOrganigramaHistoriaMentideroArchivoActividadesColaboracionesMARROpinionesEnlaces